Qué es el Brand Trust y cómo aplicarlo en la farmacia

Los continuos cambios de los canales de comunicación digital y las nuevas tecnologías, han otorgado un poder importante al consumidor actual. Éste deja atrás el boca a boca y empieza a opinar a través de las redes sociales, blogs y canales online. Por este motivo, las empresas y los negocios online han iniciado un cambio hacia el “brand trust” o confianza de marca.

¿Qué es el Brand Trust o confianza de marca?

Como muchos sabemos, la confianza no se compra, se gana. Una relación entre marca y cliente es un camino muy largo cuyo objetivo es crear una confianza basado en el trabajo y el esfuerzo. Aunque se trata de un camino costoso, se caracteriza por ser una emoción positiva que influye directamente en la relación con la marca empresa. Así pues, el Brand Trust se puede definir como:

 

“Un elemento intangible de éxito para una marca. Difícil de construir pero sólida una vez establecida con su audiencia”

 

En este sentido, el sector farmacéutico debería dejar atrás lo tradicional para centrarse en las relaciones con el cliente, ya que la confianza es la base entre personas y marcas. Nuestro cerebro está preparado para conectar inicialmente con empatía y confianza pero, esto nos puede hacer vulnerables en muchas ocasiones creando situaciones irreales en nuestra mente.

Tipos de Brand Trust o confianza

Existen muchas formas de establecer una confianza. Cada farmacia puede generar una relación equilibrada en función de cada una de ellas:

  1. Confianza funcional. Basada en fortalecer la fiabilidad, la calidad y el value for money.
  2. Confianza relacional. Basada en la relación entre la farmacia y el consumidor. Recoge aspectos como la comunicación honesta y las respuestas adecuadas a los problemas de los clientes.
  3. Confianza basada en la aportación de valor. Refleja el conjunto de acciones de valor social dirigida a los empleados y los clientes. Se construye más allá del producto o servicio.

¿Cómo construir una confianza de valor?

Para que una farmacia pueda construir un Brand Trust adecuado, deberá seguir unas reglas de marca, es decir:

  • Encontrar un propósito: Un cliente no compra por lo que es una farmacia sino por lo que hace. Las personas no conectan con un producto sino con los significados o sentimientos que encuentra en el interior de la misma farmacia.
  • Señalizar los intereses: Marcar la esencia y el propósito de la marca farmacia. Por eso, el equipo de trabajo y los clientes deben de seguir los mismos valores y creencias.
  • Eliminar las expectativas y mostrar la realidad: Es importantísimo enlazar las promesas con la realidad. La empatía es el elemento fundamental de confianza. Para ello, es necesario medir los efectos que causamos en el cliente a través de las acciones de la farmacia. Reducir lo “inesperado” por el cliente construirá una confianza real.

Desde Farmacom te recordamos que la construcción de la confianza es un camino continuo que lleva toda la vida y no esta confianza es un trabajo del día a día.

¿Sabes cómo posicionar la farmacia?

A lo largo de la vida, se crean vínculos y relaciones con diferentes personas basadas en emociones y razones. Antes de importarle a alguien, ha existido una conexión, una relación de feedback entre dos personas. En las farmacias ocurre lo mismo. Para consolidar un cliente tenemos que establecer una relación de emociones pero,… ¿Sabes cómo posicionar la farmacia?

Tips para posicionar la farmacia

Se trata de un proceso complejo. Crear una conexión emocional entre clientes es un objetivo fundamental para establecer un vínculo poderoso con nuestra marca farmacia. Es necesario seguir un esquema para posicionar la farmacia en la mente del cliente. Este esquema es:

  1. Conocemos al nuevo cliente.
  2. Establecemos un primer contacto para reconocer qué podemos ofrecerle.
  3. Compartimos nuestros conocimientos, nuestra forma de trabajar y nuestro objetivo.
  4. Buscamos nuestro futuro juntos.

Este esquema tiene que convertirse en la base para entablar una relación duradera entre tu farmacia y el cliente. Es la base para el posicionamiento de marca. 

El posicionamiento de marca puede establecerse a nivel racional o emocional en función de la madurez de la categoría, la situación de tu competencia y la audiencia de la misma. El posicionamiento variará en función de:

  • Quién eres y qué haces.
  • Si tus competidores están ocupando posiciones muy emocionales o muy racionales. Tendrás que decidir si rompes con ello o te unes a ello.
  • Saber si los clientes tienen las necesidades resueltas por los demás o, por el contrario, conectar con el cliente de forma poderosa.

¿Cuáles son los 5 escenarios de actuación?

  1. Quién soy y qué puedo ofrecer. Basado en el producto y el servicio que poseemos en la farmacia. Crear un elemento de identificación propio nos permitirá que el cliente identifique nuestra marca.
  2. Qué hago. Se construye a partir de las actividades que realizamos. No sólo es importante lo que tenemos sino también lo que podemos hacer. Crear nuestra propia categoría.
  3. Cómo es mi rango de actuación. Es decir, nuestra forma de afrontar las situaciones. El objetivo está en saber diferenciarse a través de la personalidad, los valores o la forma de vivir. Más emocional.
  4. Qué podemos aportar a nuestros clientes. Basado en los beneficios de tratar con nuestros servicios, donde lo importante no es tanto lo que tenemos sino lo que podemos hacer.
  5. Por qué lo hago. El sentido principal de nuestro trabajo. El por qué de querer conectar a nivel emocional con nuestros clientes. Crear relaciones a largo plazo y de importancia. Una relación compartida.

Identificar, detectar y analizar estos campos de actuación, nos permitirán posicionar nuestra farmacia dentro del mercado y crear la estrategia adecuada para llegar a nuestros clientes.