La comunicación en la farmacia

Saber cómo, cuándo y qué tenemos que decir en un mensaje es la clave para una buena comunicación en la farmacia. Cada detalle es importante para todos nuestros clientes, tanto pacientes como profesionales del sector. Por eso, debemos de llevar a cabo una estrategia de comunicación con visión de futuro.

¿Qué es una farmacia moderna?

La oficina de farmacia moderna es la organización formado por un equipo que intercambia mensajes con diferentes públicos. Utiliza distintas maneras y herramientas específicas para cada momento, donde el sector de la salud se convierte en el medio de comunicación más importante.

En los últimos años, las técnicas de comunicación y las nuevas tecnologías nos facilitan la posibilidad de enviar mensajes profesionales de calidad y una imagen de marca con futuro. No cabe duda que vivimos en un mundo digital y visual que nos somete a miles de estímulos cada día. Esto nos lleva a actuar o sentir emociones determinadas frente a los distintos productos que se nos presentan. Pero… ¿Cómo llevar a cabo la comunicación de la farmacia de forma adecuada? El modo de realizar y transmitir los mensajes de la farmacia crearán su personalidad.

La comunicación en la farmacia

En las farmacias actuales, la intimidad y la profesionalidad tienen un papel de vital importancia, ya que no podemos publicar como cualquier otra empresa. Todos los mensajes deben estar elaborados y adaptados a nuestro proyecto de futuro y centrado en la intimidad y la atención personalizada.

Para ello, tenemos que considerar la comunicación como la herramienta estratégica de la farmacia. Por eso, debemos trabajarla, desarrollarla y aplicarla de forma correcta ¿Qué necesitamos? Es muy sencillo, únicamente debemos realizar un diseño y una comunicación visual perfecta.

¿Cómo planificar la estrategia de comunicación?

Las farmacias modernas tienen tres tipos de clientes a los que dirigen sus mensajes profesionales, adecuados y específicos. Estos destinatarios son:

  • Colaboradores estratégicos: laboratorios, proveedores y contactos comerciales. Para ellos realizaremos una estrategia de comunicación directa y sincera para crear un vínculo comercial con intereses compartidos.
  • Equipo humano: es el grupo que hace funcionar la farmacia y nunca debemos olvidar. El personal de la farmacia es fundamental para conseguir los objetivos empresariales, por lo que deben ser protagonistas en los procesos comunicativos. En este sentido, es muy importante tener una buena comunicación interna entre nuestros trabajadores.
  • El paciente: la fidelización de un cliente es la meta más difícil de conseguir. Para ello, debemos ser su espacio de salud de referencia. Es decir, transmitir confianza y seguridad para crear en su mente una imagen de bienestar y eficacia. Ayudar a nuestros clientes nos posicionará en su mercado de elecciones y conseguiremos ser su farmacia de referencia.

¿Tienes una buena atención al cliente en redes sociales?

En este último tiempo, el sector farmacéutico ha dado un salto hacia el mundo online y de redes sociales. Los negocios tradicionales han quedado atrás y han dado lugar a los nuevos negocios. En este sentido, el trato con el cliente ha cambiado, pero ¿llevamos a cabo una buena atención al cliente en redes sociales?

¿En qué consiste la atención al cliente en redes sociales?

Para cualquier empresa, la atención al cliente en redes sociales es uno de los requisitos fundamentales de su presencia online. Cuanto más grande es la empresa y más número de clientes tenga, mayores serán los recursos que debe destinar a conseguir una buena reputación online.

Dentro de las redes sociales, la atención al cliente debe estar especialmente cuidada, ya que se realiza de forma pública. Es decir, los clientes están continuamente pendiente de cómo se resuelven los problemas o necesidades de cada usuario.

Es evidente que el papel de un Social Media empieza a ser una herramienta imprescindible para realizar una buena estrategia de marketing online. Cada vez vemos más perfiles corporativos en redes sociales, ya sea Facebook, Instagram, Twitter, Linkedin o Pinterest. Perfiles utilizados meramente para informar a los clientes de actividades o curiosidades referentes a la empresa. Estas plataformas permiten generar un debate o diálogo entre empresa y cliente, hecho que fortalece la relación entre marca y consumidor.

Por eso, las redes sociales corporativas son como canales directos de atención al cliente 2.0. Un “medio virtual” en el que la empresa se mantiene en contacto continuo con su público objetivo.

Cómo realizar la atención al cliente en redes sociales

  1. Formar al departamento de atención al cliente en redes sociales. La formación es fundamental, puesto que atender a un cliente cabreado es complicado. Las repercusiones de un mal trabajo de atención al cliente en redes sociales puede arruinar la estrategia de reputación online.
  2. Medir los recursos. Se debe tener los recursos adecuados a la cantidad exigida. Es decir, hay que analizar lo que necesita nuestra reputación.
  3. Ser educado en todo momento. Tanto si el cliente tiene razón o no, hay que disculpar su enfado de forma pública y no perder nunca las formas.
  4. Desarrollar un protocolo. Nunca dar la misma respuesta a todos los clientes. Todas las respuestas deben de ser resolutivas.
  5. Tener un plan de crisis. Sea culpa nuestra o no, hay que hacer pública las disculpas e informar de las medidas que se van a tomar en cada momento.
  6. No hay que quitar nunca importancia a las reclamaciones. Todas son importantes, todas deben ser atendidas adecuadamente y resueltas lo más rápido posible.
  7. Tener respuesta inmediata. Fijar el horario de atención al cliente en los perfiles de redes sociales reducirá la espera del cliente. Nunca hay que dejar que un cliente se sienta olvidado.
  8.  Dar las gracias en todo momento.