La comunicación en la farmacia

Saber cómo, cuándo y qué tenemos que decir en un mensaje es la clave para una buena comunicación en la farmacia. Cada detalle es importante para todos nuestros clientes, tanto pacientes como profesionales del sector. Por eso, debemos de llevar a cabo una estrategia de comunicación con visión de futuro.

¿Qué es una farmacia moderna?

La oficina de farmacia moderna es la organización formado por un equipo que intercambia mensajes con diferentes públicos. Utiliza distintas maneras y herramientas específicas para cada momento, donde el sector de la salud se convierte en el medio de comunicación más importante.

En los últimos años, las técnicas de comunicación y las nuevas tecnologías nos facilitan la posibilidad de enviar mensajes profesionales de calidad y una imagen de marca con futuro. No cabe duda que vivimos en un mundo digital y visual que nos somete a miles de estímulos cada día. Esto nos lleva a actuar o sentir emociones determinadas frente a los distintos productos que se nos presentan. Pero… ¿Cómo llevar a cabo la comunicación de la farmacia de forma adecuada? El modo de realizar y transmitir los mensajes de la farmacia crearán su personalidad.

La comunicación en la farmacia

En las farmacias actuales, la intimidad y la profesionalidad tienen un papel de vital importancia, ya que no podemos publicar como cualquier otra empresa. Todos los mensajes deben estar elaborados y adaptados a nuestro proyecto de futuro y centrado en la intimidad y la atención personalizada.

Para ello, tenemos que considerar la comunicación como la herramienta estratégica de la farmacia. Por eso, debemos trabajarla, desarrollarla y aplicarla de forma correcta ¿Qué necesitamos? Es muy sencillo, únicamente debemos realizar un diseño y una comunicación visual perfecta.

¿Cómo planificar la estrategia de comunicación?

Las farmacias modernas tienen tres tipos de clientes a los que dirigen sus mensajes profesionales, adecuados y específicos. Estos destinatarios son:

  • Colaboradores estratégicos: laboratorios, proveedores y contactos comerciales. Para ellos realizaremos una estrategia de comunicación directa y sincera para crear un vínculo comercial con intereses compartidos.
  • Equipo humano: es el grupo que hace funcionar la farmacia y nunca debemos olvidar. El personal de la farmacia es fundamental para conseguir los objetivos empresariales, por lo que deben ser protagonistas en los procesos comunicativos. En este sentido, es muy importante tener una buena comunicación interna entre nuestros trabajadores.
  • El paciente: la fidelización de un cliente es la meta más difícil de conseguir. Para ello, debemos ser su espacio de salud de referencia. Es decir, transmitir confianza y seguridad para crear en su mente una imagen de bienestar y eficacia. Ayudar a nuestros clientes nos posicionará en su mercado de elecciones y conseguiremos ser su farmacia de referencia.

Deja tu comentario